Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on Feb 24, 2017 in Consejos, Destacados |

¿Con qué frecuencia sueles limpiar el ordenador?

¿Con qué frecuencia sueles limpiar el ordenador?

Si eres de los que no sueles limpiar muy a menudo el ordenador, es importante que sepas que el teclado del ordenador puede llegar a tener treinta veces más gérmenes que la tapa del inodoro debido, principalmente, a que no se limpia con frecuencia.

Esta falta de higiene hace que el teclado, junto al ratón, sea la parte más sucia del ordenador, expuesto diariamente al contacto con las manos y las partículas del aire, permitiendo además, con sus pequeñas ranuras, la acumulación de una gran cantidad de suciedad.

Por todo esto, conviene limpiar el ordenador a menudo para eliminar las bacterias y evitar que se deteriore, apagándolo primero y desconectándolo de la corriente (si ha sido utilizado dejar que se enfríe), y a continuación comenzar a limpiar cada uno de los periféricos por separado.

Teclado

Antes de nada, coloca el teclado o el ordenador portátil boca abajo y sacúdelo un poco para que se caigan los posibles restos acumulados. La gravedad hará que la suciedad más gruesa y superficial se desprenda y caiga.

Después, pasa sobre el teclado un aspirador con una boquilla especial para extraer los restos más difíciles, o bien, con la ayuda de un spray de aire especializado para este tipo de limpiezas. Si no es posible ninguna de estas dos opciones, un pincel, un bastoncillo o un pos-it pueden ser buenas alternativas para retirar la suciedad atrapada entre las teclas.

Para llevar a cabo una limpieza más profunda, puedes desmontar las teclas con ayuda de alguna herramienta o con una hoja pequeña y delgada que haga presión hacia arriba, pero antes de quitarlas es conveniente sacar una foto a las teclas para poder colocarlas de nuevo.

Y para finalizar la limpieza del teclado, basta con pasar un paño húmedo.

Pantalla

Para quitar el polvo superficial puedes utilizar un paño de microfibra ligeramente humedecido con agua o toallitas especializadas. Es recomendable no usar papel o toallas, ya que pueden rayar y dejar restos de pelusa. Es importante que, para eliminar las huellas y manchas más localizadas, pongas especial cuidado en no presionar demasiado la pantalla.

Por último, es necesario secarla con un paño limpio.

Tras estos sencillos pasos, el ordenador quedará reluciente y libre de gérmenes. Y para evitar que se ensucie con polvo, siempre se puede poner una funda protectora a la pantalla y al teclado, y si es un portátil una funda.

limpieza ordenador

limpieza ordenador