Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on Feb 17, 2018 in Consejos, Destacados |

El fregadero, siempre brillante

El fregadero, siempre brillante

La limpieza y mantenimiento del fregadero de la cocina genera muchos quebraderos de cabeza pero tenerlo reluciente como los chorros del oro no puede ser más fácil. Elementos cotidianos como la harina, las patatas, el limón o el bicarbonato hacen que el acero inoxidable brille con luz propia. Aquí van unos consejos muy útiles:

  1. Enharinar el fregadero y pulirlo con paño seco, quedará como nuevo tras retirar la harina y pulirlo con un trapo limpio.
  2. El bicarbonato, más allá de suavizar digestiones difíciles, sirve como producto de limpieza, disuelto en agua es una de las mejores soluciones contra las manchas en la cocina. Basta con frotar la mezcla sobre la superficie del fregadero.
  3. Si se opta por limpiar el fregadero con productos convencionales, después, conviene frotarlo con medio limón, enjuagarlo con agua y secarlo con un trapo limpio.
  4. La mezcla de limón y bicarbonato sódico deja el fregadero como un espejo, basta con espolvorear medio limón con bicarbonato y frotar la superficie de acero inoxidable.
  5. El vinagre es un potente desinfectante natural y una esponja empapada en vinagre blanco hará desaparecer las manchas más engorrosas del fregadero.
  6. El agua de cocer patatas pelar es perfecta para limpiar objetos de acero inoxidable, se le puede dar un segundo uso tras la cocción para limpiar el fregadero y complementar uno de los anteriores consejos.